El estado de Ona de Sants

Que ‘la Ona’, como la llamamos en familia, no va del todo bien desde hace tiempo es sabido por todos los que andamos por allí. Su principal punto negro (al menos para nosotros) siempre ha sido la poca cobertura de FM que tiene, teniendo este problema vários orígenes: licencias, equipo técnico y accidentes del terreno. El edificio de la ona no es especialmente alto y se encuentra en una zona de un gran desnivel. Hacia el sur no hay problema, pero hacia el norte a tal vez unos 500 metros o algo más se podría decir que la antena ya empezaría a estar al nivel del suelo. Esto se agravia cuando otras emisoras se mueven a la misma frecuencia que la Ona o a una muy cercana, y esto es lo que ha venido pasando el último año.

En la web de El Periódico hoy podemos ver la siguiente carta de Alejandro Barragán, miembro de la junta directiva:

Enlace

POCO APOYO A UNA RADIO LOCAL
Ona de Sants peligra
Alejandro Barragán
Departamento de Relaciones Públicas de Ona de Sants-Montjuïc

El 15 de agosto, la emisora religiosa Radio María volvió a cambiar de dial en Barcelona ciudad, sin respetar a nadie. Desde hace más de un año, Ona de Sants-Montjuïc está en el 94.6 de la FM de Barcelona, pero ahora es imposible recibirla más allá de cuatro calles porque la pisa Radio María. Ona de Sants-Montjuïc, la emisora local más antigua de Barcelona, con 22 años de historia y perteneciente al Ateneu Popular de Sants, está silenciada por la ley del más fuerte. ¿Dónde están las administraciones, autonómicas y locales, para defender la comunicación en nuestros barrios? ¿No tiene la Iglesia ya sus emisoras? Nadie hace nada, y la radio de Sants se muere poco a poco por falta de recursos y respuestas.

Un comentario

  1. Apreciados compañeros,
    os informamos que en Ràdio Trinitat Vella de Barcelona, hasta hace muy poco, también tuvimos las mismas interferencias que, ahora, vosotros denunciais. No perdáis la calma. Es muy importante ir en nombre de l’Ateneu, eso inquieta un poco a los políticos, que son quienes deberían hacer algo para solucionar el problema. Pensad que lo que más molesta a un político es que detrás de la emisora haya una entidad, porque eso quiere decir GENTE y un Ateneu, tiene pinta de que haya mucha. Lo que nos ocurrió a nosotros fue que StylFm nos pisaba y no podíamos salir de la Trinitat, cuando nuestro emisor tiene suficiente potencia como para llegar, que es donde llegamos ahora, a todo el distrito de Sant Andreu, donde está ubicada la ràdio, Nou Barris, Sant Martí, Horta, Badalona, Santa Coloma y Sant Adrià. Es decir, lo que nosotros llamamos Franja Besòs. Estuvimos más de 6 meses así, hasta que a través de instancias, quejas y todo tipo de reclamaciones al Departament de la Generalitat de Cultura i Mitjans de Comunicació y al CAC, y supongo que cansados ya de que cada día les fueramos detrás, hablaron con StylFm, hubo una reunión por ambas partes, en la que no nos pusimos de acuerdo, naturalmente, porque ellos querían una cosa y nosotros otra muy distinta. Pensad que no es lo mismo una emisora pensada para el barrio que una dedicada las 24 horas a poner música, como StylFm. Comunicamos a la Generalitat nuestra decisión de seguir siendo Ràdio Trinitat Vella y cedieron. 6 meses después, pero cedieron. Y ahora volvemos a ser la ràdio a Sant Andreu. Eso sí, ahora advertidos y con la guardia muy alta. Sabemos que StylFm ha cambiado de frecuencia, pero no pensamos bajar la guardia y más, cuando sabemos que estan naciendo emisoras latinas, emisoras comerciales piratas, que no nos van a dejar tranquilos y mucho menos a las emisoras de barrio, que somos las débiles en todo este asunto. Debido a que a la Generalitat nunca le ha pasado por la cabeza, o quizás al Estado español, reglamentar el funcionamiento de las emisoras locales. Y os puedo asegurar que hay emisoras locales de barrio en toda Espanya, porque hace poco tuvimos la agradable visita de unos compañeros de un barrio de Madrid. Y por lo que parece, allí está mucho peor que aquí, porque aquí, alguna subvención del Ayuntamiento de Distrito ha caido, pero es que allí, ni una. Se tienen que buscar la vida de otra forma. Afortunadamente, en mi opinión, todo esto va a seguir así durante un tiempo, hasta que estas nuevas ilegales se cansen de interferir el trabajo de gente que ha luchado mucho por tener una emisora de ràdio local en su barrio. Lo que no me gusta es que esto esté interfiriendo, de alguna manera, nuestra relación con la gente que ha venido de fuera, a trabajar: latinos, paquistaneses y demás. Ellos no tienen la culpa que entidades latinas o paquistanesas afincadas aquí, quieran tener su propia ràdio. No es vuestro caso, tampoco fue el nuestro. Esto es lo que podeis encontrar en http://www.guiadelaradio.com, al respecto:

    “Emisoras locales comienzan a reaccionar ante la grave amenaza que supone la actividad de “operadores de telecomunicaciones” que ocupan masivamente frecuencias de radio y televisión en busca de dinero fácil a cambio de ceder su uso ilegalmente.
    La Comunidad de Madrid está a punto de resolver su concurso público de frecuencias de FM. Sólo 21 de las 495 ofertas aceptadas podrán ser atendidas. Mientras tanto, y al margen de toda regulación administrativa, un buen número de emisoras madrileñas se han visto inmersas -sin desearlo ni haberlo provocado- en una guerra cruenta contra un enemigo común. Algunas de estas emisoras, que actualmente carecen de concesión administrativa, se juegan estos días su supervivencia.
    La guerra abierta en el dial madrileño amenaza con devastar emisoras y extenderse por otras ciudades. Se trata de un auténtico ciclón provocado -paradójicamente- por empresas que no concurren a los concursos de FM o TDT, ni tampoco arriesgan grandes capitales, pero que sin embargo obtienen rentabilidad a muy corto plazo, a costa de emisoras locales.
    Su negocio se basa en la ilegalidad, y sin ella no existirían. No se dedican -ni se han dedicado jamás- a producir programas de radio o televisión, ni a explotar concesiones. Tan sólo aspiran a “explotar” -en el sentido más peyorativo del término- a humildes emisoras sin concesión administrativa que intentan hacerse un hueco en el dial.
    En su papel de “operadores” (así es como se autodenominan), no arriesgan nada, pero obtienen pingües beneficios comerciando con frecuencias que no les pertenecen. Las emisoras, sin embargo, se convierten en víctimas y se lo juegan todo, y automáticamente pasan a ser titulares exclusivos de actas de inspección, expedientes sancionadores y otros procedimientos administrativos abiertos desde el mismo instante en que se inicia la actividad ilícita de emitir sin autorización por cualquier frecuencia. Pero ahí no acaba lo peor, ni mucho menos. Lo peor para las emisoras más incautas es que, una vez han caído en las redes de alguno de estos supuestos operadores, ya no pueden abandonar un juego cuyas reglas siempre juegan en contra de la emisora. Intentar abandonarlo equivale a condenarse a “desaparecer” del dial para siempre, pues el “operador” conservará la frecuencia ocupada y la alquilará, acto seguido, a otro incauto interesado.
    Es la ley de la oferta y la demanda, pero pervertida hasta el extremo, hasta convertirla en extorsión pura y dura. Y si no, que se lo pregunten a Popular TV (Grupo COPE), que desde hace unos meses sigue un maltrecho procedimiento judicial contra una de estas empresas, y que -desafortunadamente para la emisora- lleva camino de convertirse en una pesadilla.
    Pues bien; es ésta una práctica cada vez más extendida por numerosas ciudades de España, y tolerada escandalosamente por las autoridades competentes en materia de Telecomunicaciones. Un negocio redondo que, para remate, controlan conocidos nombres de la industria que provee de equipamiento al sector y que cuentan entre sus mejores clientes con las principales cadenas de radio y televisión del país.
    En los próximos días, elDial.net sacará a la luz multitud de detalles sobre quiénes son y cómo actúan estos operadores dedicados al tráfico ilegal de frecuencias.
    Pero, por el momento, centrémonos simple y llanamente en repasar la agitada y caótica actividad que estos actores han provocado en el dial de Madrid durante los últimos días. En otras palabras, echemos un vistazo a esos continuos movimientos ilegales que a ellos les generan tanto negocio, y que al sector audiovisual en su conjunto tan sólo le causa enormes perjuicios y quebraderos de cabeza.
    Centrándonos en los más débiles, esto es, en las emisoras sin concesión, City FM, Antena-6, Onda Voz, Vaughan Radio, Radio Libertad u Onda Sierra son sólo algunos de los numerosos damnificados de las últimas marejadas sufridas estos días por el agitado dial madrileño.
    Al asalto de frecuencias en Madrid… con mucha diligencia
    La FM de Madrid vive estos días una guerra abierta -que bien podría extenderse a otras provincias de forma más o menos inmediata-, a causa de los desmanes originados por pretendidos operadores de telecomunicaciones que acaparan frecuencias -libres o no- desde la capital, y emiten por ellas con potencias desproporcionadas.
    Así, en los últimos días se ha dejado sin emisión a City FM en el 103.2 (que hasta el pasado verano emitía en este punto sin concesión, desde la Torre de Valencia, en la calle de O’Donnell), y la frecuencia ha pasado a ser ocupada por Radio Libertad (la emisora propiedad del empresario José María Ruiz-Mateos) desde el centro emisor que INGEST gestiona en la azotea del Paseo de la Castellana, 210.
    Durante varios días, el “operador de señal” Infraestructuras y Gestión 2002, S.L. (INGEST) ha estado intentando ubicar sin éxito a Radio Libertad en distintos puntos de dial madrileño.
    Primero lo intentó con el 107.4 desde la Torre de Valencia. Para ello se desplazó a la latina Energy FM, a quien también tienen cedido desde el mismo poste emisor el 87.9, frecuencia que hace un par de años emitía 24 horas de videncia basada en líneas 806, con la emisora Éxito Radio.
    Comoquiera que el 107.4 no era una frecuencia adecuada para cubrir completamente la capital, como Radio Libertad exigía, INGEST cambia rápidamente de idea y ubica la señal de Ruiz-Mateos en el 108.0, pero esta vez desde Castellana, 210. Pocas horas duró el nuevo experimento. Tras desactivarse definitivamente la emisión en ambos puntos, el pasado sábado resurgió la señal de Radio Libertad en el 103.2 (antigua frecuencia de City FM). Este periplo de la emisora de Ruiz-Mateos se ha producido sin abandonar en ningún momento el 107.0, que gestiona de forma directa desde hace años desde el polígono El Ventorro del Cano (en las proximidades de la Ciudad de la Imagen, cerca de la capital). Esta emisora debería emitir, según el Plan Técnico Nacional, en el 106.6 desde la localidad de Chinchón.
    Curiosamente, la frecuencia recién activada para Radio Libertad, 103.2, ya no emite desde el centro emisor que gestiona la empresa Vivodat en Torre de Valencia, sino desde el Paseo de la Castellana. Escasas horas después de que INGEST activara su señal en Castellana, cesó la portadora desde el centro de Vivodat en la calle O’Donnell.
    Onda Sierra (108.0) también tuvo que reaccionar este verano ante la repentina “invasión” de su punto del dial (frecuencia municipal de Soto del Real, según fuentes de la emisora) por un repetidor de Radio Libertad que, como se ha comentado, correspondía a la emisión activada por INGEST desde la Castellana. Se da la circunstancia de que meses atrás Onda Sierra tuvo que abandonar igualmente su otra frecuencia en Miraflores de la Sierra, el punto asignado legalmente al ayuntamiento de esta localidad (107.2), por la irrupción de la latina Fiesta FM con una gran potencia desde un poste ubicado al sur de la capital.
    Mientras tanto, Antena-6 (89.4) sigue viendo interferida su señal, desde el pasado mes de diciembre, de forma muy notable en zonas de Las Rozas, Torrelodones (localidad desde donde emite) y Galapagar, a causa de la ocupación por INGEST del 89.3 desde el nuevo “pirulí” pirata de la Castellana (y, ocasionalmente, también desde un depósito de aguas de la urbanización Somosaguas “A”, en Pozuelo de Alarcón). Primero, se le estuvo interfiriendo con el audio de la televisión barcelonesa Canal Latino TV, para pasar a colocar más tarde en esta frecuencia un bucle de teletienda, por supuesto con su línea 806, y por último, la señal de la emisora latina Radio Gladys Palmera, igualmente radicada en la Ciudad Condal.
    El 89.3, la nueva frecuencia ocupada por INGEST desde la capital, entra en conflicto directo con la futura concesión asignada a la cercana localidad de Algete (89.2) e interfiere a otras emisoras cercanas que sí cuentan con una concesión asignada. En cualquier caso, la vinculación local de Antena-6 con el eje de la autovía A-6 (origen del nombre de esta emisora) se ha visto muy perjudicada con la aparición de estas interferencias con sabor latino. Antena-6 comenzó a emitir hace tres años en el 89.4 para los municipios de la zona noroeste de la región, sin que durante todo este tiempo haya provocado interferencias a otras emisoras.
    Al tiempo que se han ido desarrollando todos estos movimientos en el dial de la capital, esta redacción ha podido saber que varias emisoras madrileñas afectadas por la actividad de los mencionados operadores “okupas” se han organizado para defenderse de las interferencias que están sufriendo. Estas emisoras -que por el momento han preferido no revelar su identidad- aseguran que están activando emisiones intermitentes y aleatorias, dispersas por distintos puntos de la capital, en las frecuencias ocupadas por INGEST desde Castellana 210 y desde el centro emisor de Vivodat en Torre de Valencia. Estas interferencias están afectando colateralmente a emisoras como las nuevas Radio Libertad en el 103.2, Radio Gladys Palmera en el 89.3, u Onda Voz en el 105.1 y Vaughan Radio en el 101.0, entre otras.
    Unirse o morir
    Como es fácilmente constatable, muchas emisoras comienzan a luchar a la desesperada por conservar su hueco en el dial. Y eso que todavía no ha llegado el momento de “desalojar” a aquellas emisoras sin concesión que están ocupando frecuencias que serán adjudicadas de forma inminente.
    Adelantándose a los acontecimientos, y antes de que sea demasiado tarde, las propias emisoras sin concesión de la capital ya han empezado a cerrar acuerdos de fusión o cesión de sus frecuencias, como única salida posible para no desaparecer del éter.
    El último ejemplo lo encontramos en Loca FM (99.1), que ha cerrado una operación de compra-venta de participaciones con MQM (96.1), destinado a la “adquisición” del derecho de uso de la frecuencia utilizada por esta última, un punto del dial que aún no ha sido planificado legalmente. Mediante el acuerdo, firmado este verano, Loca FM intenta asegurar la permanencia de sus emisiones en la capital, toda vez que -presumiblemente- tenga que abandonar el 99.1, única nueva frecuencia asignada a la ciudad de Madrid por el último Plan Técnico ministerial, y cuya adjudicación se producirá en breve, en cuanto el Gobierno Regional de Madrid resuelva el concurso convocado el pasado mes de enero. NOTÍCIA PUBLICADA EL 17/09/2007.”
    Quizás sea lo más parecido que os habeis encontrado vosotros. Barragán dice: No tiene la Iglesia ya sus emisoras? Lo que ocurre es que esto no viene de la iglesia, sino de unos señores que okupan la frecuencia y que les da por hablar de la iglesia, como podrían estar hablando de Marte o de la calle de al lado las 24 horas.
    Mi opinión, no os dejeis vencer. Lo que teneis que hacer es luchar, por lo que vosotros creeis justo y no parar, y ser pesados, muy pesados. Y si os teneis que encadenar delante de Comunicació de la Generalitat, os encadenais, que os vean.
    Como podeis comprender, a raiz de aquello, nuestra relación con StylFm, la que nos pisaba, ha pasado de ser irritación, malas caras… a saludarnos por la calle y punto. Alguna vez han llamado para hablar con nuestro director, pero parece que a nuestro jefe no le apetece mucho hablar con ellos. Porqué será?
    La verdad amigos que os deseo suerte y que sigais con vuestro empeño y más, teniendo en cuenta que no sois la única ràdio de Sants. Que eso también duele y más si los demás, los otros de Sants, quieren aprovecharse de un trabajo que, con los años, os lo habeis currado. Ya se que no os servirá de consuelo, pero hay otra emisora en Sants: Alternativa, que tiene vuestro mismo problema.
    Respecto a la ubicación de la emisora, hace años que os tendríais que haber cambiado. Pero con que dinero? Pues sí, está fastidiada la cosa. Quizás alguna entidad de Sants, que hay muchas, quiera prestaros un espacio. Podeis mirarlo. Por cierto, un saludo a Àngel Lacoma y a David, también a Barragan, y todo nuestro apoyo, compañeros de ondas, de “Ona”, en este caso. Endavant! Y si podeis hacer llegar una sincera disculpa a Àngel, David y a Barragan por lo sucedido en el tiempo, os lo agradeceré. En su momento y, aún ahora, tengo que soportar una grave enfermedad, llena de medicamentos y médicos, que llevo como puedo. Eso sí, ahora sé que nunca me faltará la compañía de la radio. Aunque ahora, conociendo mis limitaciones, debido a esa enfermedad, debo cuidarme más. Una enfermedad que, hasta hace poco no conocía, pero que parece me ha acompañado toda la vida. Como la ràdio. Hasta algún día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *